Ediciones Diotima: libros más votados



WhatsAppWhatsApp    Foro Foro de amigos   Ver Blog    YouTube    Revista   


Buscar en el catálogo


MÁS VOTADOS
Charlemos / VER BLOG / Catálogo abreviado / Más votados
Recomendados / Novela / Cuento / Poesía
Leer para resistir




$ 15000 / Ensayos
Crisis social. Pandemia y colonialismo inglés. Una mirada de la Argentina a través del sainete y del semanario Don Quijote de Eduardo Sojo

En su análisis del teatro popular, la Dra. Cox revela un pueblo compuesto por inmigrantes y criollos que se sienten identificados a través de su teatro, literatura y música.

Además del sainete, la Dra. Cox examina en este libro el periódico y obra de teatro de Eduardo Sojo, caricaturista español residente en Argentina. En su periódico Don Quijote, Eduardo Sojo realiza una parodia de los políticos de Buenos Aires que festejan mientras el pueblo y las provincias sufren. Sojo describe la vida cultural de Buenos Aires con sus teatros y su variedad de eventos musicales.

Describe un país rico, favorecido por los inversionistas ingleses, que apuestan al sistema bancario y a los ferrocarriles. A su vez, Sojo demuestra la triste realidad de estas inversiones a manos de una clase dirigente acostumbrada a especular con las inversiones extranjeras y con la tierra.

La Dra. Cox explora el cabaret y los tangos presentes en los sainetes, para luego examinar la realidad cultural de la Argentina a traves de los tangos de Julio Cortázar y del texto de Cortázar, Un Gotán para Lautrec, del libro Monsieur Lautrec, escrito junto con Hermenegildo Sábat
/ Ver los comentarios para este libro
Dale like si te gustó: 338 likes
Así escribe: "El gobierno de Juárez Celman fue uno de crisis y especulación financiera. El semanario Don Quijote describe esta época en la cual se crean los bancos, los ferrocarriles y el puerto con el financiamiento otorgado por Inglaterra. Buenos Aires era lo que Ezequiel Martínez Estrada denominó “la cabeza de Goliat”. Las provincias sufrían las decisiones tomadas por el gobierno central. Las varias pandemias que surgieron del puerto de Buenos Aires llegaban con el tiempo a las provincias. En Don Quijote, la caricatura satírica ilustra el efecto de la pandemia en el país; se enfatiza el rol que ejerció el ministro Eduardo Wilde en su rol de Ministro del Interior." / LA DRA. VICTORIA COX se desempeña como profesora de Literatura y Cultura Latinoamericana en la Universidad de Appalachian State, Estados Unidos. Es socia de la Asociación Argentina de Investigación y Crítica Teatral. En colaboración con la Dra. Nora Glickman publicó El inglés en el teatro y el cine argentino: De los orígenes a Malvinas Literatura Andina, publicó un libro que integra parte del Archivo Histórico del Fondo Editorial del Centro de Estudios Regionales "Bartolomé de las Casas", Perú. Una beca Fulbright le permitió levar a cabo investigaciones sobre el teatro en la biblioteca del Instituto Iberoamericano de Berlín.
Comenta "Crisis social. Pandemia y colonialismo inglés. Una mirada de la Argentina a través del sainete y del semanario Don Quijote de Eduardo Sojo" aquí. Si no ves el formulario, hazlo en este enlace





$ 15000 / Novela
Nocaut

Una abogada que trabaja en salud mental y descubre, arriba de un ring, una excitación que nunca había experimentado. Una joven colérica internada en un psiquiátrico. Un entrenador de box asesinado a golpes. Una investigación policial que avanza, inexorable. Los cuatro puntos de un cuadrilátero en que también el lector queda atrapado.

Un gran debut en la novela de una escritora con un mundo y una sensibilidad propias, a la vez original y feroz, que ya había demostrado su talento en los cuentos de Urticaria. Contra la frase que popularizó Cortázar: "La novela gana siempre por puntos, mientras que el cuento debe ganar por knock-out*, aquí el contraejemplo de una novela que en cada capítulo acumula puntos y en el último round gana por nocaut.

GUILLERMO MARTINEZ
/ Ver los comentarios para este libro
Dale like si te gustó: 327 likes
Así escribe: "Reconoció a la chica de la foto del gimnasio que habían colgado no hacía mucho: Yésica Bopp. El jab perfecto y rápido. Luchaba con una mejicana que caminaba en bloque, como con poca agilidad. La Tuti Bopp, así le decía el relator de la pelea, se movía en el ring de un lado a otro; parecía estar bailando, cabeza acá, cintura allá y otra vez acá. Era amiga de Florencio; se enteraría más tarde. Guido la había nombrado varias veces, pero Cata recién ahora se daba cuenta de quién hablaba. 'La Tuti, la Tuti', pronunciaba con voz empalagosa. Seguramente, gustaba de ella; ese tono lo delataba. Yésica Bopp peleaba bien y tenía un cuerpo perfecto, armonioso, chiquito; aparentaba indefensión, pero era fuerte. Por más que entrenara, Cata nunca podría parecerse a ella. Ni a ninguna boxeadora. Ya era tarde para eso, se lo repetía con nostalgia. Cada tanto fantaseaba con una pelea, aunque fuera para exhibir a fin de año lo que hacían en el gimnasio; Guido, al costado del ring, gritándole las indicaciones; ella, con los shorts brillantes, rosas, un top que hacía juego y las trenzas cosidas. Siguió buscando videos." / LETICIA D'ALBENZIO nació en Buenos Aires, en 1983, y creció en Ramos Mejía. Es egresada de la carrera de Letras (UBA) y de la Maestria en Escritura Creativa (UNTREF). Publicó su primer libro de cuentos, Urticaria, en el 2019 por la editorial Milena Caserola. Algunos de sus cuentos también forman parte de antologías por haber recibido mención o premio en distintos concursos. Nocaut es su primera novela. En la actualidad, está trabajando en su segundo libro de cuentos titulado Cascara negra.
Comenta "Nocaut" aquí. Si no ves el formulario, hazlo en este enlace





$ 15000 / Relatos
Tragar sin masticar

Darle al pico, listo el pollo, la piel de judas, metele pata, como bola sin manija. Las voces de Alberto Fernández San Juan tienen un efecto que gatilla dentro nuestro, en lo profundo. Su narrativa transmite contenido, -subjetivo, social, existencial- pero también establece contacto con el lector por la cadencia interna de su prosa, por esa manera reconocida en que hablan sus personajes, que es única y a la vez universal. Sus maneras pintan en nuestra mente una familia, un barrio, maneras de vivir y de ver el mundo; irradian sentido y nos transportan a un zaguán o a un porche, a una plaza o a una iglesia, una oficina, un tren o un tranvía.

Los lugares en estas historias son cercanos: familias en sus casas, en ese barrio o pueblo chico. Pero como toda buena literatura, lo que sucede dentro aparece vagamente ladeado e incorrecto. El drama de la vida, tratado con impertinencia y desfachatez, hace que estos cuentos nos interpelen. Alberto Fernández San Juan subvierte lo cotidiano volviéndolo inquietante y extraordinario. Entonces una madre abandona a sus hijos; las viejas son decrépitas y los chicos impertinentes. Claro que esa hilaridad sardónica -con aires de Copi, Manuel Puig, Aurora Venturini- encubre una visión seria de las cosas, donde lo más humillante y espantoso está, pero sin que nos demos cuenta.

Como ese trago amargo y vivificante al mismo tiempo, estos cuentos, reconfortan y nos vuelve más empáticos con la tragedia del mundo.

Laura Galarza
/ Ver los comentarios para este libro
Dale like si te gustó: 325 likes
Así escribe: "Desde las mesas vecinas, parecen turnarse algunas de mis viejas compañeras de curso para venir a saludarme. Vienen cargando algún bebé, o con chicos a la rastra. Me dicen dos pavadas y se vuelven a su mesa enseguida. Las tres marías ya tienen organizada su mesa como un clan familiar autónomo. Cuando me estoy convenciendo de que armaron esta mesa para mí sola, veo que se aproximan Coca y Graciela, vestidas casi iguales, sobrias, sin colores estridentes, apenas maquilladas. Parecen contentas de verme. No bien se sientan, empiezan a hacerme preguntas que me descolocan: si me casé, si me separé, si tengo novio, si tengo hijos, si me gusta alguien de la fiesta. El interrogatorio de “Revista Hola” se interrumpe cuando, siempre torpe, se abalanza sobre la mesa Guillito, el traga del curso. Habla hasta por los codos; no se le entiende nada. Las chicas aprovechan para hacerle el cuestionario amoroso. Quedan dos sillas vacías. Cuando el animador da la orden de sentarse, estas se ocupan. Una de las recién llegadas es Marcela. A la otra no la reconozco enseguida. Cuando me saluda con apatía, me doy cuenta de que es la que llegó en quinto año. Marcela está tal como la recuerdo: enérgica, suave, lejana. Me saluda como si apenas me conociera. Pensar que éramos inseparables las tres, hasta que Silvana y yo nos fuimos a estudiar... " / ALBERTO FERNÁNDEZ SAN JUAN es escritor, actor, dramaturgo y director teatral. Obtuvo la Beca Familia Podestá en 1996. Como narrador, se formó con Sandra Russo, Guillermo Saccomanno y Hebe Uhart. Publicó "Mal llevados" (Paradiso, relatos, 2019) y "Más vale una oración que una lágrima" (Paradiso, novela, 2022). Como dramaturgo es autor de "Lunamante", "Garras de seda" y "Buenas y Santas". Participó de las antologías "Letras desde el encierro" de PEN Internacional Puerto Rico y "Así vivimos", de PEN autores latinoamericanos.
Comenta "Tragar sin masticar" aquí. Si no ves el formulario, hazlo en este enlace



Elegir página - - - - - - - - - - - -1- 2- 3- - - - - - - - - - - - -



¿Qué libro leíste del catálogo? Dejá tu comentario




Suscribirse a Diotima: